• CLUB +40

    Un club hecho a medida para nosotras
    Únete

Informáte

  • Actividad física
  • Belleza
  • Consulta de fertilidad
  • Blog

¿Por qué ser +40?

Queridas amigas, sí, por fin un espacio que va dedicado a nosotras, a todas las mujeres que tenemos más de 40 años.

Porque hace años que tuvimos la primera regla y también hemos dejado atrás el periodo del embarazo, ahora estamos en una etapa de estabilidad, de maduración y vislumbramos cambios hormonales en los próximos años pero ahora estamos estupendas, hemos pasado los 40 y lo decimos alto y con orgullo.

Forma parte de un club que da respuesta a tus inquietudes, que resuelve tus dudas y en el que puedes explicar cómo te sientes y compartir tus proyectos con los demás.

Paquetes especiales diseñados por y para nosotras

Promociones exclusivas para mujeres reales

Talleres para aprender, compartir y, sobretodo, reir

Información que SÍ nos importa

Dispones de un espacio donde exponer tus proyectos e inquietudes

Menopausia: ¿qué es y qué fases tiene?

La menopausia es un periodo amplio en la vida de la mujer en el que se produce el paso progresivo del periodo fértil de la mujer al no reproductivo como consecuencia de la pérdida de la función ovárica y, en consecuencia, el cese de la menstruación.

Este periodo incluye tres fases importantes:

  • Perimenopausia: Es el periodo en meses o incluso años que precede a la menopausia. Suele ir acompañado de alteraciones del ciclo menstrual, tanto en cantidad como en frecuencia. También en esta etapa pueden aparecer algunos de los síntomas típicos como la irritabilidad, el insomnio, cefaleas o la hinchazón abdominal.
  • Menopausia: Se entiende propiamente cuando se deja de presentar la regla.
  • Postmenopausia: Es el período que sigue a la menopausia. Se caracteriza por la aparición de síntomas relacionados con la falta de hormonas. Estos pueden aparecer en grado diferente según cada mujer y suelen instaurarse de forma progresiva. En general se manifiestan durante los 3 – 5 primeros años del periodo postmenopáusico.

Signos: ¿qué me pasa y qué puedo hacer?

En función de la fase en las que nos encontramos, vamos a sufrir unos síntomas u otros. No todas las mujeres los sufrimos del mismo modo, ni con la misma intensidad y duración, y quizás ni siquiera los vivamos. Lo importante es conocerlos y saber qué hacer en cada caso así que ¡a tomar nota!

Síntomas iniciales:

  • Las sofocaciones son el síntoma más característico, suele acompañarse de sudoración y en ocasiones de palpitaciones y sensación de angustia.
  • Las parestesias: Es una sensación de hormigueo y de adormecimiento de las extremidades.
  • Dolor de cabeza y vértigos: Frecuentes, aunque siempre se debe descartar una causa orgánica.
  • Los síntomas psíquicos: La mujer refiere cambios de carácter muy marcados que ya pueden aparecer en la perimenopausia, especialmente los días que preceden a la menstruación. La emotividad está muy lábil, pasando del llanto fácil a la irritabilidad por el mínimo motivo.
  • Insomnio.

Los síntomas, principalmente los sofocos, se manifiestan en el 75-80% de las mujeres en este periodo. La terapia hormonal (THS) ha demostrado ser el tratamiento más eficaz para esta sintomatología, de hecho, en España el uso de THS ronda el 1-1.5%, mientras que la media europea que se cifra en un 20%. Una de las principales dificultades en el abordaje del tratamiento hormonal es el bajo seguimiento por parte de las pacientes ya que arrastra una serie de falsas creencias, como que favorece el crecimiento del vello, aumento de peso, riesgo oncológico y otros mitos. Por este motivo, es muy importante contactar con un especialista en el tema para aclarar todas las dudas y hacer un correcto seguimiento adaptado a cada mujer.

Síntomas a medio plazo:

  • Vaginitis atrófica o atrofia vaginal: cuando disminuyen los niveles de estrógeno, se produce un adelgazamiento de las paredes de la vagina dando lugar a un aumento de la sensibilidad que en la mayoría de las ocasiones se percibe como desagradable. Es frecuente que la mujer tenga la sensación de sequedad, quemazón y disminución del flujo, y todo ello dificulta las relaciones sexuales.

La terapia hormonal mejora claramente esta atrofia. Esta se puede realizar tanto a nivel sistémico con pastillas o parches o bien a nivel local mediante la aplicación de cremas. Existen diferentes tipos de cremas aunque las que ofrecen mejores resultados son aquellas que en su preparación contienen estrógenos, o sino los hidratantes vaginales también resultan efectivos. En caso que la atrofia sea muy importante se pueden realizar inyecciones de ácido hialurónico con resultados excelentes.

Consejo, ¡toma nota!

Una buena salud vaginal ya desde la perimenopausia mejorará y alargará la calidad de las relaciones sexuales. Piensa que la sequedad vaginal afecta a más del 40% de mujeres tras la menopausia así que la asociación de un lubricante vaginal mejorará las relaciones sexuales. No tengas vergüenza, ¡alíate a él!

Alteraciones urinarias: algunos de los problemas urinarios que aparecen en esta franja de edad están relacionados también con los estrógenos. Entre ellos, el síndrome uretral con síntomas parecidos a la cistitis y las infecciones urinarias de repetición.
También en estos casos, la terapia hormonal tanto sistémica como local puede mejorar la sintomatología.

Acude a un especialista en menopausia para que te asesore y guíe en el tratamiento de estos síntomas.

Síntomas a largo plazo:

  • Enfermedad cardiovascular: la enfermedad cardiovascular (ECV), es la principal causa de mortalidad en la mujer postmenopáusica en países desarrollados.
  • Osteoporosis: La osteoporosis es la disminución de la cantidad de hueso y el deterioro de su calidad, lo que conlleva que el hueso sea más frágil y exista mayor riesgo de fractura. En este entorno hay que mencionar la osteopenia, es decir, la pérdida de una cierta cantidad de hueso en relación con la edad.

En nuestra masa ósea influyen dos variables: la cantidad de hueso conseguida durante el crecimiento y el ritmo al que la perdemos. Existen diferentes factores que influirán en estos dos puntos, como factores genéticos, nutricionales, hormonales y mecánicos como el ejercicio físico.

  • Título de lista 1

  • Título de lista 2

  • Título de lista 3

Pulsa aquí para añadir un texto

Pulsa aquí para añadir un texto

Uso de cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario y ofrecerle el mejor servicio. Aviso Legal: Si continua navegando por esta web, da su consentimiento para el uso de cookies. Más información: política de cookies ACEPTAR

PIDE CITA