eugenia-canovas

Conoce a nuestra matrona Eugenia Cánovas!

Conoce a nuestra matrona Eugenia Cánovas en la siguiente entrevista extraída de la revista Dona i Nen.

 

 ¿Por qué decidiste dedicar tu vida profesional a la ginecología y la obstetricia?

Pues no se realmente el origen, pero sí que desde que tengo uso de razón, siempre sentí atracción por el mundo de las ciencias médicas y siempre supe que me dedicaría a cuidar de la salud de las personas.  La atracción por la obstetricia vino más tarde, cuando conocí los diferentes ámbitos del ejercicio profesional.

¿Qué características personales crees que debe tener una buena comadrona?

La matrona ha de ser competente, no sólo en el ámbito de los conocimientos sino, también en el ámbito de las actitudes y esto último, no se aprende en la universidad, sino que tiene que ver más con los principios de la persona.  El respeto por el ser humano y valores como la honestidad, la sensibilidad por el sufrimiento ajeno,  la tolerancia,  la proximidad, el espíritu de servicio, son imprescindibles para  un ejercicio profesional de excelencia.  Yo siempre digo que, lo que diferencia a un profesional correcto de un profesional excelente, no son sus características técnicas sino su capacidad de escucha,  de conectar con la paciente y de hacerle sentir que la entiendes, la respetas y no la juzgas, que la acompañas en su proceso desde la cercanía y que puede confiar en ti.

n1-12-13-consultorio-nuestro-equipo-dona-i-nado_corr1-2¿Qué es lo más extraño o divertido que te ha ocurrido en una consulta?

Después de tantos años, creo que estoy curada de espantos y nada llega a parecerte ya extraño. Tirando de la memoria y como situación atípica, siempre recordaré una noche hace muchos años,  al principio de mi carrera, que nos llegó una adolescente de 15 años al hospital remitida por su médico de cabecera por dolor abdominal  y abdomen en tabla (barriga dura). Acabó en sala de partos porque la joven venía pariendo, ocultó su embarazo hasta el último momento.  Tuvimos que avisar a su madre que estaba trabajando y cuando llegó le presentamos a su nieto. Fue bastante surrealista sobre todo para la madre, que no se lo podía creer.

¿Cuál es la pregunta que más veces has contestado a lo largo de tú carrera?

Pues es difícil escoger una pero la que siempre surge sin duda es “¿Cómo sabré reconocer cuando esté de parto?”

¿Crees que el hecho de ser mami y mujer, aporta un valor añadido al desarrollo de tu actividad asistencial?

Creo que sin duda te aporta una sensibilidad especial. Haber experimentado en primera persona la maternidad, te hace más fácil poder empatizar con la paciente, reconocer y entender mejor algunas situaciones.

¿Qué consejo les darías a unos padres primerizos?

Que disfruten de la crianza y que se dejen llevar por el instinto, que es el mejor orientador. El ser humano en definitiva es un animal mamífero.

¿Cuál ha sido la situación más difícil con la que has tenido que lidiar en tú profesión?¿y cuál es el que recuerdas con más cariño de tú carrera?

La más difícil… la muerte de un neonato después de un parto complicado que atendió un compañero y que viví estando yo embarazada de mi primera hija.  Se me hizo muy difícil lidiar con las emociones encontradas que me generó la situación.

La que recuerdo con más cariño….muchas. Todos los partos son únicos, pero sin duda cuando he atendido a una sobrina, una cuñada, una amiga,….con la que te une un lazo especial, hace que la situación cobre un tinte aun más mágico si cabe.

Después de traer al mundo a tantos niños ¿qué tal fue tu propia experiencia como paciente?

Fué mágica.  Lo viví desde la normalidad, lo que me dio una gran tranquilidad y paz para poder disfrutar de la experiencia.

¿Sigues tus revisiones ginecológicas a conciencia?, o en casa del herrero cuchillo de palo

Por supuesto, sigo las revisiones a conciencia. Creo en la prevención y en el diagnóstico precoz y además pienso que el principal responsable de nuestra salud somos nosotros mismos. Así que…. ha seguir los controles pertinentes.

¿Qué otros hobbies o pasiones tienes?

Me gusta la cocina y soy capaz de pasar horas experimentando nuevas recetas para luego disfrutarlas con mi familia o amigos. Me gusta el teatro, la música, el arte,  pasear, y sobretodo compartir el máximo tiempo con mis hijas.

¿Cómo describirías un día de trabajo normal?

Rutinario únicamente en lo que respecta a los horarios: madrugo y regreso a casa tarde.  Variado en cuanto al contenido de mi actividad, pues aunque paso muchas horas en la consulta,  cada día es único,  cada consulta es diferente,  conectas con diferentes personas, con  diferentes realidades y eso  hace que cada día sea singular y  te aporte un aprendizaje continuo.  Quizás es lo que hace más atractivo mi trabajo.

¿Qué sentiste al atender tú primer parto?

Pues una gran satisfacción por estar cumpliendo mis deseos de ser matrona. Pero tengo que decir que aunque llevo muchos años de ejercicio profesional, en cada parto sigo sintiendo la magia del milagro de la vida.

¿Qué consejo darías a nuestras lectoras?

Que disfruten de la vida y que cuiden de su salud, que se hagan sus revisiones y que consulten siempre que lo necesiten, sin temores, ni vergüenzas.

 

portadas_corr1_sagratcor

Portada  revista Salud de la Mujer Dona i Nen

 

 

Revista Salud de la Mujer Dona i Nen.

Ven a buscar la tuya a nuestros centros

 

 

 

 

 

 

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *