Contacta con nosotros en el 662567102 o envíanos un email:

6 + 1 = ?

Buenos días,

Tengo 39 años, endometriosis profunda en grado 4, por la que pasé por quirófano en 2015, por suerte lo único que hicieron fue quitarme las adherencias y el apéndice.

Pese a ser vegetariana, seguir una dieta libre de gluten y practicar diariamente yoga, en verano de 2018, tras un sobreesfuerzo, tenía inflamación en todo lo que era la barriga y mis partes intímas, notaba como si algo se hubiese bloqueado,  mi cuerpo hacía sus funciones con normalidad y no aparecía nada extraño en las ecografias.

Una amiga me recomendó hacerme un masaje visceral y tuve la suerte de terminar en manos de Sandra. Cuando empezó a tocarme, me dijo que estuviera tranquila, que la pelota que tenía la iba a deshacer, que quizás me dolería en ese momento o a los días siguientes, pero que al poco estaría bien, y que razón tenía!!! En menos de 15 días, la inflamación había desaparecido y me encontraba genial.

Me recomendó que si quería tener un bebé, me hiciera un masaje de nuevo, para tratar mi útero y mi endometriosis. Yo estaba en lista de espera para un tratamiento fiv, ya que de forma natural, el bebé no había llegado.
Me avisaron muy rápido para iniciar el tratamiento FIV, y no tuve tiempo de ver a Sandra, y el primer intento fue fallido.

Avisé a Sandra, me puse de nuevo en sus manos, esta vez no tuve molestias y me dijo que estuviera tranquila, que después del masaje mi cuerpo ya estaba preparado para recibir a un bebé, que razón tenía de nuevo, segundo intento y positivo, actualmente estoy embarazada de casi 12 semanas y esperando a ponerme de nuevo en sus manos a partir de la semana 28 para la preparación al parto.

Eternamente agradecida,

Pepi V M

Uso de cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario y ofrecerle el mejor servicio. Aviso Legal: Si continua navegando por esta web, da su consentimiento para el uso de cookies. Más información: política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies

Llama ya