Contacta con nosotros en el 662567102 o envíanos un email:

La preservación de la fertilidad consiste en la crioconservación de óvulos o embriones con el objetivo de posponer la maternidad.

Para quién

Está dirigida a mujeres que por motivos médicos o sociales deciden guardar su material genético para utilizarlo en un futuro.

Se aconseja realizar estas técnicas cuando todavía existe una adecuada reserva ovárica, es decir, hasta los 35-38 años. Lo más aconsejable es hacerlo antes de los 35 años, ya que se trata del momento en el hay que mejor calidad ovular. A edades más avanzadas los ovocitos pueden tener peor supervivencia, además de mayor número de alteraciones cromosómicas y, por tanto, se reducen las posibilidades de embarazo.

La vitrificación de ovocitos es la técnica con mejores resultados para preservar la fertilidad en la mujer. Para aquellas mujeres que tengan pareja habría también la posibilidad de realizar la vitrificación de embriones.

Etapas del tratamiento

  • Estimulación ovárica.
  • Punción ovárica para la aspiración de esos ovocitos.
  • Vitrificación. En el caso de la vitrificación de ovocitos, una vez obtenidos los ovocitos, aquellos que presentan una buena calidad y son maduros pueden ser vitrificados. En el caso de la vitrificación de embriones, los ovocitos son inseminados con los espermatozoides de la pareja y, posteriormente, los embriones resultantes son vitrificados. Los ovocitos o embriones se conservan en nitrógeno líquido a -196°C hasta que la mujer desee ser madre.

En el momento que se quieran utilizar estos ovocitos o embirones, se debe realizar una parte de un FIV habitual.

Uso de cookies

Esta página web utiliza cookies para mejorar la experiencia del usuario y ofrecerle el mejor servicio. Aviso Legal: Si continua navegando por esta web, da su consentimiento para el uso de cookies. Más información: política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies