¿Qué lesiones produce la endometriosis?

La endometriosis puede producir varios tipos de lesiones en la pelvis. Algunas de ellas pasan desapercibidas toda la vida porque no producen síntomas y en otras, sin embargo, son motivo de consulta.

Implantes: Son pequeñas lesiones, fácilmente reconocibles cuando se hace una laparoscopia pero no identificables en las exploraciones ginecológicas de rutina. Son pequeños puntos o placas de color rojo, marrón oscuro o blando que cambian con el tiempo que se pueden encontrar en la superficie de los ovarios y del peritoneo. Las podremos encontrar en pacientes con mucha sintomatología pero también en pacientes totalmente asintomática que son operadas por otro motivo.

En la foto son los puntos de color azulado.

endometriosis

Quistes o endometriomas: Son las lesiones más conocidas y las que se diagnostican más fácilmente. Estos tipos de quistes contienen sangre de color oscuro por lo que también se llaman “quistes de chocolate”. Su tamaño oscila desde uno a quince o más centímetros.

Ocurre lo mismo que con los implantes, habrá pacientes asintomáticas y otras que refieran dolor. Aunque es más frecuente que los pacientes tengan síntomas.

endometriosis 12

Cicatrices, adherencias. El proceso inflamatorio que se produce en el abdomen da lugar a retracción y cicatrices dolorosas en los tejidos, también a la formación de adherencias entre los órganos genitales y las estructuras de su alrededor (intestino, vejiga) dando lugar a una alteración anatómica de los genitales internos.

Adenomiosis: cuando la endometriosis infiltra la pared del útero a modo de raíces se denomina adenomiosis, lo que hace que el útero aumente de tamaño, se haga más rojizo y blando y sea más doloroso.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *