urgencias ginecologicas verano

Las infecciones vulvovaginales repuntan en verano

Mujeres de todas las edades pueden sufrir infecciones vulvovaginales en cualquier momento del año. Sin embargo, es durante la época estival cuando aumentan los casos de numerosas urgencias ginecológicas. Se trata de infecciones molestas y, en muchos casos, recurrentes en el tiempo, por lo que en Donainen hacemos hincapié en la necesidad de prevenirlas.

¿Por qué aumentan los casos de infecciones vulvovaginales en verano?

Factores que encontramos especialmente en verano, como el calor, el sudor, la visita a piscinas y playas, los cambios de dieta, de ritmo de vida, el estrés de los viajes… Pueden aumentar el riesgo de provocar un desequilibrio vaginal y, así, facilitar la aparición de estas infecciones.

Las más comunes son la vulvovaginitis candidiásica y la vaginosis bacteriana.

Vulvovaginitis candidiásica

Esta afección aparece a causa de un sobrecrecimiento y activación del hongo cándida. La mayoría de las mujeres la sufrirá, al menos, una vez a lo largo de su vida. Sin embargo, lo peor de estos episodios es que presentan cierta tendencia a ser recurrentes.

Principales síntomas de la candisiasis

  • Picor vaginal
  • Flujo espeso
  • Enrojecimiento local

Los síntomas de esta vulvovaginitis alteran la calidad de vida de las mujeres que la sufren y, además, acarrean otros problemas: irritación crónica, molestias en las relaciones sexuales, dispareunia -dolor en los encuentros sexuales-, y, en algunos casos, sintomatología depresiva.

Tratamiento

Es muy importante acudir a médicos profesionales para terminar con el problema cuanto antes, puesto que dejar pasar el tiempo sólo puede empeorar la situación, ya que el tratamiento de la candidiasis consiste en el uso de antimicóticos tópicos.

Vaginosis bacteriana

vaginosis bacteriana

Esta infección tiene lugar en el momento en el que se pierde el equilibrio entre los distintos tipos de bacterias saludables que se encuentran en la vagina. Ten en cuenta que cualquier factor que modifique el pH de la vagina puede dar pie a que la sufras, como pueden ser las duchas vaginales, o el uso de desodorantes vaginales y otros productos irritantes, puesto que interfieren en los niveles de dichas bacterias.

Síntomas de la vaginosis

  • Flujo vaginal fino y abundante, con fuerte olor
  • Flujo vaginal de color blanco, grisáceo o verdoso
  • Picazón o ardor al orinar

Pese a que estos son los síntomas, puede presentarse como una infección asintomática. Esto lleva a la peligrosa posibilidad de no saber que la estás padeciendo y, así, que pase el tiempo sin haber tratado el problema y que la infección se termine complicando.

Por ello, no está de más que tengas una cita con tu equipo ginecológico de confianza durante el verano, ya que, en muchos casos, estas infecciones son detectadas durante una revisión de carácter ginecológico.

Tratamiento

La vaginosis bacteriana se cura fácilmente con antibióticos. Tu médico especializado te recomendará comprimidos orales, o bien, geles y cremas que se aplican en la vagina.

 

Cistitis

Aunque no se trata de una infección vaginal per se, son más comunes en verano -especialmente, para las embarazadas-, y si no le ponemos solución, puede extenderse hasta la vagina y provocar una vulvovaginitis candidiásica.

Síntomas

  • Ganas de orinar constantemente
  • Fuerte picor cuando se orina
  • Orina turbia y, en ocasiones, con sangre
  • Enrojecimiento de la vulva
  • Picor vaginal
  • Dolor durante las relaciones sexuales

 

Los síntomas de la cistitis son fácilmente reconocibles, aunque, afortunadamente, es fácil hacerle frente con un antibiótico recomendado por tu médico.

Prevenir, la mejor opción

revision ginecologica

Durante el verano, a causa de la facilidad con la que puedes sufrir infecciones, la mejor opción es la prevención:

  • Cambia tu ropa interior con frecuencia, especialmente, si sudas mucho, tienes mucho flujo o has ido a la playa o la piscina.
  • Lava tu zona íntima a diario.
  • Ve a aseos limpios.
  • Duerme sin ropa interior, para disminuir la humedad en la zona genital.

Las infecciones de la zona íntima de la mujer pueden llevarla a pasar un verano cargado de molestias. Por ello, insistimos en la necesidad de cuidarte, especialmente, en verano.

Si tienes cualquier duda o problema, en Donainen estaremos encantados de recibirte y ayudarte.  Llámanos al +34 662 56 71 02y concerta una cita con tu equipo ginecológico durante el verano, ya que, en muchos casos, estas infecciones son detectadas durante una revisión de carácter ginecológico.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *