ginecólogo y menopausia

La visita ginecológica en la menopausia

La menopausia es una etapa más en la vida de la mujer. Consideramos menopausia a la fecha en la  que una mujer tiene su última regla. La etapa posterior se considera la posmenopausia y el período de transición en el que empiezan a aparecer alteraciones menstruales y los primeros síntomas de la menopausia los llamaremos perimenopausia. En nuestro país, las mujeres tienen la menopausia como media a los 51 años. La perimenopausia oscila entre los 45 y 55 años.

En esta etapa además de la ausencia de regla pueden aparecer otros síntomas. Éstos son muy variados y cambian mucho de una mujer a otra. Por ejemplo son habituales los sofocos pero también es muy frecuente durante la menopausia presentar insomnio, dolores articulares, sequedad de piel, sequedad ocular y sequedad vaginal, disminución de la líbido, dolor con las relaciones sexuales, cambios de humor, etc. La lista de posibles síntomas en la menopausia es muy larga  y muy variada pero no todas las mujeres presentaran la misma sintomatología ni les va a afectar de la misma forma.

Por otro lado, en esta etapa de la mujer es muy importante no dejar de hacer revisiones ginecológicas. Aunque ya no es posible un embarazo y la regla desaparezca, no hay que olvidar que sigue siendo posible la aparición de enfermedades a nivel de órganos genitales y por lo tanto hay que seguir haciendo los controles adecuados. Se recomienda realizar citología cervico-vaginal de forma rutinaria.  A partir de los 50 años, si no se ha empezado antes, es el momento de iniciar el cribaje de cáncer de mama mediante mamografía.

Como veis es muy importante seguir haciendo controles ginecológicos llegada la menopausia.

Además en esta visita se intentará explicar el porqué de los síntomas, con lo cual la paciente comprenderá que lo que le ocurre es normal. Además aunque la lista de síntomas posibles ya hemos visto que es muy larga y muy variada, son muchos los posibles remedios y tenemos opciones de mejorar y tratar estos síntomas que pueden afectar mucho a la calidad de vida.

La llegada a la menopausia no es el final de la vida, sino el comienzo de una larga etapa de la vida de la mujer que puede llegar a durar muchos años y que por lo tanto debemos intentar vivir de la mejor forma posible y con la mejor calidad de vida. Si es tu caso, no dudes en consultar nuestra Unidad de Menopausia.

 

Dra. Sonia Sánchez

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *