Aspectos sobre la vaginitis

Existen muchos tipos de diagnósticos, enfermedades y patologías por lo que en la medicina se refiere,  y en el caso de la ginecología y la salud de la mujer no puede ser menos.

Cuando hablamos de consultas con el ginecólogo, se nos viene a la cabeza, la cita de una embarazada que acude a sus revisiones rutinarias, por su estado de buena esperanza. Pero no mucho más lejos de la realidad, existen muchos  más casos por los que hay que acudir a tu profesional de confianza.

En este caso hablaremos de la vaginitis, o también llamado vulvovaginitis (VV) como un estado inflamatorio de la mucosa de la vulva y la vagina. Esta alteración está relacionada con la aparición de microorganismos, alteraciones dermatológicas y trastornos tróficos.

También se puede dar que este tipo de patología produzca una disminución de las bacterias que producen el ácido láctico y  el aumento de las bacterias anaerobias.

Pero… ¿Qué síntomas clínicos se pueden dar con la vulvovaginitis?

Rasgos principales

 

Existen muchos tipos de factores y rasgos que se tienen que considerar cuando crees que puedes tener un diagnóstico final por parte del médico, pero para determinar el VV hay varios rasgsos principales para focalizar su importancia:

  • Presenta rasgos de Eritema, Edema, Lesiones de rascado, apergamiento del epitelio y fisuras entre otros.
  • La inflamación de la mucosa, y la leucorrea dependiendo en función de la etilogía.
  • Síntomas. Dolor variado en formas crónicas, como irritación, disuria o dispareunia..

¿Qué es lo importante?

Hay muchos elementos dentro de estos diagnósticos que hay que tener en cuenta. Algunos se pueden controlar de forma muy fácil, mientras que otros no son tan sencillos de gestionar.

Someterse al tratamiento adecuado

 

En muchos de los casos y las patologías que se suelen dar en la salud femenina, puede parecer una simple infección de orina, y con ella la tendencia a automedicarnos. Esto es un grave error que hay que evitar, y acudir a un profesional cualificado para poder determinar qué es lo que realmente tienes y qué tratamiento es el correcto para solventar el problema.

 

Cultivo vaginal

Este es quizá una de las primeras pruebas para sopesar el tipo de vaginosois que se tiene y qué grado para acordar el tratamiento. Una vez determinado esto, es recomendable obtener toda la información que se requiere para sobre llevar esta enfermedad.

 

Consulta al especialista

Ante cualquier tipo de duda, es mejor consultar con un profesional y que establezca un diagnóstico. Es por ello que la definirá la sintomatología según:

  • Si existe el fujo blanquecino y abundante, se relacionará con una gran irritación vulvar.
  • Si el flujo es de color grisáceo y con mal olor puede ser sospecha de vaginosis.
  • Es recomendable el uso de probióticos para prevenir el padecimiento de vaginitis.

 

 

Para cualquier duda o cuestión pueden consultar con Dona i Nen,  rellenando su formulario, en https://www.donainen.es/, llamar al 662567102 o programar una visita en cualquiera de sus centros del Vallés Occidental, Barcelonés y Tarragonés.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *