¿Practicar deporte con la regla?

¡Por supuesto! ¡Que nada te pare! Como siempre decimos, el cuerpo de cada mujer es un mundo, por lo que todo dependerá de la abundancia del flujo tu menstruación, de tus síntomas y de la fuerza y ánimo con los que te encuentres para poder realizar ejercicio.

Aún así, y por muy paradójico que pueda sonar, tras muchos estudios, se ha llegado a la conclusión de que hacer deporte frecuentemente ayuda a combatir una serie de síntomas premenstruales como pueden ser el dolor abdominal, la hinchazón o los cambios de humor.

No obstante, lo que sí es cierto es que la regla puede afectar a nuestro rendimiento mientras desempeñamos alguna actividad física. Si sufres de menstruaciones dolorosas y con sangrado abundante, lo más probable es que durante estos días, si realizas deporte, puede que no te sientas al 100 %, ¡pero es perfectamente normal!

Durante los días de sangrado, el cuerpo expulsa parte de la hemoglobina y hierro que facilitan la oxigenación de los músculos, por esa razón, el ejercicio físico puede que se nos haga más cuesta arriba. Recuerda en todo momento, que en ningún caso deberías forzar tu cuerpo, llega hasta donde puedas, intenta disfrutar de tu entreno y si en algún momento empiezas a notarte mareada, para.

La regla siempre ha sido un tema tabú, más aún si lo asociamos a deportistas de élite las cuales deben competir e intentar dar el máximo de sí mismas para lograr un buen puesto y clasificarse. Muchas de estas deportistas interrumpen sus ciclos menstruales para poder estar en perfectas condiciones para competir, pero esa no es una solución muy favorable, pues a la larga, estas interrupciones se pueden asociar a fracturas óseas e incluso problemas cardíacos.

Fue en los Juegos Olímpicos de Río cuando una nadadora china en unas declaraciones tras su prueba comentó “Creo que no he nadado suficientemente bien hoy. He perjudicado a mis compañeras. Me dolía la barriga porque ayer me vino la regla. Me sentía un poco débil y cansada hoy, aunque esto no es una excusa” y todo el mundo se hizo eco de sus declaraciones, pues acababa de romper con un importante estigma sobre el período en el mundo del deporte.

Después de leer este artículo, lo único que debe quedarte claro es que, aunque tengas la regla, puedes realizar deporte sin ningún problema. Escucha a tu cuerpo, llega hasta donde puedas y quieras y no lo fuerces innecesariamente.

¿Tienes alguna pregunta?

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *